Instalaciones aisladas híbridas.

A diferencia de las instalaciones para viviendas aisladas convencionales, las instalaciones híbridas (sin conexión a red), están condicionadas a un aporte de energía extra como compensación a los picos de potencia para los que no está dimensionada nuestra instalación.

 

Evidentemente, se trata de uin sistema de ahorro y aislado, pero con la ventaja que disponemos de una fuente de energía convencional.

 

Este tipo de instalaciones están destinadas a lugares dónde no disponemos de conexión a la red eléctrica y en los que los consumos puntuales pueden ser altos, por ejemplo, granjas dónde cierta maquinaria va a arrancar unos periodos de tiempo determinado, viviviendas con alto grado de electrificación...etc. 

 

En este tipo de instalaciones, si los tratásemos como una instalación aislada convencional, deberíamos sobredimensionar la misma debido a esos consumos esporádicos, con lo que el precio de la misma sería muy elevado.

 

Lo que se intenta con estos sistemas es que al darse la sobrecarga, actúe de forma esporádica la fuente de potencia externa, como puede ser un grupo electrógeno (1).

 

El resto de la instalación es muy similar a las convencionales, exceptuando que no disponemos de un regulador de carga, función que acomete un inversor-cargador de aislada (3) que actuará como cargador de baterías y al mismo tiempo de fuente de energía en periodos nocturnos o de baja insolación a través de la energía acumulada en las baterías (6).

 

Los consumos habituales, se harán de modo instantáneo a través de un inversor de red conectado directamente a los paneles (4), que a su vez también generará suficiente tensión para cargar las baterías.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ecoilles A3. CIF. B-16525909. Tienda Online de EnergiaSolar Mallorca